Sa Berenada, merienda de Los Molinos
Mapa de Ibiza centro. Mueva las barras laterales para verlo entero.
Playa de Talamanca.
Caminar por el dique de Botafoc
Falsa inscripción hebrea
Los Molinos
Figueretas
Calle Barcelona. Puerto.
Paseo Marítimo
Cala Isla Plana
Cala de Botafoc.
Playa de Figueretas.
Fiestas patronales y otras
Otros puntos de interés
Autobuses Ibiza

Los nombres pueden variar gráficamente pero sus sonidos permanecen. IBSM siempre se leyo IBISSA e Ibissa no es Eivissa.

Ibiza / Eivissa

Superficie: 11,14 km²

Población: 49.768 hab. (2012)

Densidad: 4.467,5 hab./km²

Código postal: 07800

Alcaldesa: Pilar Marí Torres

Web: Ayuntamiento de Ibiza
Web: Consell Insular

Paradójicamente Ibiza es el más pequeño de los municipios de la Isla y sin embargo es la nave nodriza de todo el resto. Sus ciudadanos de toda la vida se separaron del casco histórico construyendo una nueva ciudad, un rabal moderno y ruidoso quedando el Puerto con La Marina y Sa Peña et aledaños de S´Alamera y Dalt Vila como reliquia turística que renace y muere con La Temporada. Fuera de temporada los viejos barrios mantienen vida latente, muy agradable para urbanetas relativos.

Un porcentaje muy elevado de los visitantes que acceden a la Isla pasan por la Ciudad, bien que lleguen vía aérea o marítima, de la Península o de cualquiera de las otras islas, Ibiza ciudad es clave y museo de su propia historia, en verano las noches del Puerto son inolvidables y pasear por las callejuelas de Dalt Vila visitando sus monumentos o comiendo en sus restaurantes de intramuros te puede arrastrar a un sueño medieval.

Extramuros tenemos la Necrópolis del Puig d´es Molins que fue el cementerio oficial de la Ciudad entre el siglo VII antes de Cristo y el IV de nuestra era aunque siguió funcionando hasta finales del siglo VII. Está situado en la ladera Norte del Puig des Mulins que se extiende hasta el llano de la actual Avda España.

Lo iniciaron los fenicios gaditanos que habitaban el poblado de Sa Caleta de donde se trasladaron para fundar IBSM. Se puede visitar. Con la llegada del cristianismo los cementerios se empezaron a construir alrededor de sus templos.

La ciudad de Ibiza tuvo épocas de esplendor con los púnicos y con los romanos, en el siglo IV y posteriores tenía un obispo que dependió alguna vez de Cartago o de Cerdeña, otras de Cartagena. Los árabes la tomaron en el s. X incorporándose al Califato de Córdoba, en el siglo XI pasó al reino de Denia hasta que se fundió con la taifa de Mallorca compartiendo avatares en un frente común.

Hasta la conquista catalana de 1235 Ibiza jamás había dependido del Norte, sus relaciones normales se abrían en el arco África - al-Andalus y conservaba sus viejos privilegios, adquiridos e incrustados en su cultura bimilenaria y en sus genes, mezclados pero con un original fuerte y enriquecido. La neo cristianización de Ibiza fue una farsa cuyo pretexto dio pingües ganancias a sus conquistadores, colonos, medieros y demás chupatintas de cotarro cuya mayor preocupación era conseguir esclavos que trabajasen sus haciendas y todos para mayor gloria de su serenísima excelencia tarraconense. ¡Que morro!.

El sistema catalán fue un choque social, los neo góticos arrasaron con todo, degradaron su obispado a parroquia, establecieron un sistema de producción basado en la esclavitud, la gran Ebusus se convierte en un vulgar señorío de una iglesia muy lejana compartiendo con dos colegas de avatares el nuevo feudo.

Finalmente la Isla queda repartida entre dos, el rey de Mallorca y la gran tajada del señorío mitra tarraconense. Al final del siglo XIII Jaime II de Mallorca establece la Universidad y su régimen de franquicia con tres regidores elegidos entre los notables de la Isla et diez consellers también entre sus prohombres exigiendo juramento a los regidores y a los consellers. La Universidad fue el origen del futuro Ayuntamiento. Nombró gobernador o baile y lugarteniente real a Bernat de Corteza o Zaforteza.

Fueron siglos de corruptelas, la ciudad estaba podrida y en muchas ocasiones tuvo que intervenir la autoridad real. En 1344 el rey escribe a su lugarteniente real de Ibiza Guillén de Llagostera nombrándole como teniente gobernador y pasando su dependencia de Mallorca o del nuevo rey a la jurisdicción del Gobernador General de Aragón que era el príncipe heredero de la Corona.

Entre la peste negra y los ataques de Pedro I el Cruel de Castilla la ruina campaba a discreción por toda la geografía insular et los piratas berberiscos dando saqueos por doquier.

El orden gótico no generaba demasiadas humanidades pues en 1403 aparecen ‘Las Ordinacions' donde se prohíbe llevar armas, proveer de armas a los malhechores, ese año hay una carta del rey Martín I el Humano al arzobispo Iñigo de Valterra para de mutuo acuerdo enviar a dos comisario para inquirir sobre los crímenes a jurados y singulares de Ibiza, saigs y judíos también eran víctimas de los ‘malechores' y el rey mandó protegerles. La moral del pueblo y de los dirigentes estaba por los suelos. En 1435 se construye la ‘llotja nova', un nuevo mercado en Dal Vila entre la Universidad y la Curia.

La unión aragonesa castellana cambió los vientos de estas islas pasándose del gótico al renacimiento con sumo gusto y fidelidad a la nueva dinastía de Los Austria. Ibiza ayudó contra la revuelta comunera de Las Germanías y el Emperador Carlos se lo agradeció en carta desde Valladolid el 11 de septiembre de 1522 aunque fue mucha letra con pocos hechos.

El siglo XVI fue caótico en Ibiza al estar en primera línea contra el Turco y sus aliados franceses que se enseñoreaban la Isla como si estuviesen en su casa. En 1535 una ofensiva del Emperador consigue tomar Túnez haciendo una buena batida contra Barbarroja. En Túnez se encontró documentación demostrando la alianza entre el rey Francisco I de Francia con Barbarroja y Solimán. En 1541 se intenta repetir la acción anterior contra Argel teniendo un gran fracaso que envalentonó a los turcos recrudeciendo sus ataques en la isla. Llegaron a instalarse en Formentera que convierten en base de sus tropelías.

Algo va a cambiar con el nuevo reinado de Felipe II que ya antes de ser coronado a él se dirigían la Universidad y los síndicos para la resolución de problemas. En 1553 se concentran las jurisdicciones de la Isla en un representante del Rey suavizando las dependencias feudales de los Monseñores principalmente en la mitra tarraconense.

En 1554 el rey Felipe II acuerda que se fortifique la villa y castillo de Ibiza encargándose Juan Bautista Calví de la primera fase entre 1554 y 1575 en que se hace cargo de la obra Jacobo Fratín, seguido de su hermano Jorge Paleazo con el ingeniero Juan Antonio Ruvián que hizo las trazas.

En 1559 se hace la paz con Francia.

En 1567 los prohombres de la tierra solicitan a los poderes públicos desvincular las islas del señorío feudal cosa que no se conseguirá hasta 1785.

El cambio dinástico de Los Austria a los Borbones generó el trauma de la guerra de Sucesión principalmente en Cataluña lo que no influyó demasiado en Ibiza, muy al contrario pues con Carlos III crecen palacios en la Villa y comienzan a sentirse los olores de la Ilustración.

Por fin en 1782 Ibiza consigue tener obispo propio desapareciendo la odiosa dependencia feudal con Tarragona. Su primer obispo, Don Manuel Abad y Lasierra comenzó su patriarcado generando la revolución parroquial payesa con la creación de los primeros nucleos urbanos y escuelas alrededor de las parroquias, todo ello fue el fermento de los nuevos municipios independientes de la ciudad que aparecerán al siglo siguiente.

El obispo puso mucho orden, primero hizo un estudio de la situación mandando un informe al rey que le apoyó en sus nuevos proyectos de formación escolar y profesional. La Isla comenzó a encenderse.

La Constitución de 1812 resucita la vida ciudadana, los Liberales toman el poder y el Rey jura y perjura pues los realistas acabarán cargándosela, pero el fermento liberal vuelve a triunfar en 1820 hasta 1823, fuel el glorioso trienio liberal, la revolución de Riego. En Ibiza como en toda España había partidarios de uno y de otros, pero lo importante de este siglo es la abolición de la esclavitud y la creación de nuevos municipios en la Isla. Con la caída de Argel se acabó la piratería ampliándose los pulmones de Ibiza, aumenta la productividad y la cultura, perdiéndose en el infinito los olores feudales de Cataluña.

Ibiza entró en el juego general de la Nación con las mismas armas y derechos que cualquier otra entidad municipal de España, se acabaron los reinos y señoríos. Su puerto que cada día aumentaba más su tráfico se remoza, se amplía la Marina hasta S´Alamera y entra en el siglo XX con todas sus consecuencias.

Por otra parte, Ibiza desde el siglo XIX se convierte en destino forzoso para muchos exiliados y personalidades políticas, muy importantes en el campo del conocimiento, ello redundó en beneficio de la Ciudad, estos fueron los primeros embajadores del turismo futuro pues muchos recordaron con simpatía su estancia en la ciudad, siempre abierta y dispuesta con ellos a pesar de su triste situación de confinados.

Don Isidoro Macabich nos presenta claramente en su "Historia de Ibiza" la estampa perfecta de una ciudad viva y creciendo en libertad como su propia época.,

El siglo XX lo conocemos por tradición oral, nuestros abuelos hicieron las últimas guerras coloniales, tal vez trajeron de Cuba el tabaco pota ibicenco. Hubo mucha emigración a Las Américas y a Argel. Después de la guerra civil nació mi generación. En los años 50 del siglo pasado Ibiza era una ciudad preciosa, puerto de pescadores y lonja donde el pescado saltaba vivo del barco.

Enseguida comienzan a llegar forasteros pintorescos que durante la décda de los 60 encenderán el Puerto de Ibiza alrededor de las calles Mayor y Garijo. En los 70 Ibiza ya es un destino de moda, el turismo se convierte en la principal industria de la Isla, crece la ciudad desaforadamente y empieza a entrar dinero, hoteles, apartamentos... Al fin los viejos dioses concedieron a la isla mítica un nuevo renacimiento.

Hoy Ibiza es el centro turístico más valorado del mundo por la juventud. Alfonso Naharro i Riera

Mapa aereo de Ibiza
Ibiza Patrimonio de la humanidad
Bar Can Pau
Bar Can Pou.
Cafetería - Pastelería Croissant Show
Cafetería - Pastelería Croissant Show
Cafetería - Bar Eivi Estrella
Cafetería Eivi Estrella.
Heladería Los Valencianos
Heladería Los Valencianos.
Restaurante Fonda San Joan
Restaurante Fonda San Joan
Restaurante El Portalón
Restaurante El Portalón.
Restaurante Can d´en Parra
Restaurante Can d´en Parra
Hotel La Ventana
Hotel La Ventana.
Distribución de Croissant Show
Mapa aereo de Ibiza
Ibiza Patrimonio de la humanidad
Página principal