Santa Gertrudis Hacia San Mateo. Al Cruce de Benirrás.
Molino de trigo.
Caminar por las calles...
Caminar por las calles...
Caminar por las calles...

SAN MIGUEL DE BALANZAT

Por Alfonso Naharro i Riera

San Miguel de Balanzat es como una paradoja bíblica pues jamás podría pensarse que el gran Arcángel vencedor de Baal Cebú, dios de las moscas o de la muerte y al que las religiones judeo-cristiano-islámicas llaman Satanás, pudiesen compartir identidad. Pero se ha jugado demasiado con los conceptos y lo bueno del súbdito contrario es malo para el mío.

En alguna fecha a finales del siglo XIII las autoridades religiosas tarraconenses deciden construir una iglesia en el nuevo Cuartón de Balanzat. Dice la leyenda que empezaron haciéndola abajo en la ladera, donde hoy está el pueblo, pero cuando volvían a la obra por la mañana se encontraban que las herramientas y materiales estaban arriba en el cerro.

Al montículo se le conocía como ‘Es Puig de Balad' cuando llegaron los aragoneses catalaúnicos y de ahí le vendría el nombre catalanizado al Cuartón: Balançat. Balad, Baal… La construcción que había en el cerro (no sabemos en que grado de ruina) se utilizó para sujetar las bóvedas ojivales dentro del edificio, sus cuatro gruesas paredes en pirámide truncada aguantaban perfectamente el peso de las bóvedas. Pero el edificio original era mucho más alto que la iglesia y entre la iglesia y el terrado quedaba un espacio que debieron utilizar para la vigilancia costera o seguramente ya lo utilizaban para esos menesteres cuando decidieron subirla.

Con todos estos datos yo tengo muy claro que las ruinas de Balad eran restos de un viejo templo fortaleza al dios semita Baal, el Señor, de las tormentas y de la lluvia, protector de la agricultura y de la guerra. Baal era hijo de EL, dios supremo, el innombrable, aquel que tantos quisieron reconocer y acabaron en la confusión pues no tiene naturaleza ni permite que se la pongan, simplemente es EL. Babel quiso hacer la famosa torre para subir a visitarlo y es indudable que se confundieron de dirección confundiendo sus lenguas.

Las cuatro paredes originales sobrevivieron a los tiempos y hoy las vemos tal cual, vigilando al mar y a sus gentes… la pared que da al Norte no está lucida y por ello vemos sus hiladas, en ‘opus spicatum'; la espiga es símbolo del campo fértil pero también lo es de la Iglesia que al fin y al cabo es nieta de Baal e hija rebelde de Jehová.

El lienzo espigado en cuestión está hecho de la misma manera que las torres de defensa circulares (las del interior, las costeras son modernas), basamento en mampostería y el resto en ‘opus spicatum'. Las circulares espigadas tienen la peculiaridad de sus falsas cúpulas o con hiladas de aproximación cuyo estilo se constata en el corte de acceso en las cúpulas, para subir por una cuerda o escalera recojible desde arriba y aislarse. Las falsas cúpulas son tan antiguas como las obras piramidales, la península Hispánica está llena de ejemplos muy diversos que van de la cámara mortuoria de un dolmen a la pétrea choza de un pastor lusitano. El conjunto de torres espigadas y el templo de San Miguel bien pudieran haber sido parte del sistema defensivo cartaginés en Ibiza, de todas maneras la arqueología puede hablar algún día

En el siglo XIII cuando se decidieron definitivamente a levantar la iglesia en lo alto del cerro los hombres sabios de la curia eclesial supieron que las ruinas eran restos del maléfico Baal, representado en aquel becerro de oro que viera Moisés cuando bajó del monte Sinaí, en una palabra Baal Cebú, Belcebú, aquel a quien venciera el Arcángel San Miguel. AQUEL. Por ello lo sacralizaron bajo su advocación exorcizando a sus fantasmas y demonios.

Tenemos un templo a Baal descubierto en las ruinas de Ugarit, conocido en la actualidad como Ras Shamra, “se halla en la costa mediterránea de Siria, a unos 16 Km . al norte de Lataquia y a 40 Km . al suroeste de Antioquía, y frente a la extremidad oriental de Chipre” . Se trata de una reconstrucción pero tiene muchos paralelos con el templo de San Miguel.

Opus spicatum de la Iglesia de San Miguel de Balanzat.