Poblado amurallado de Balafi.

Sant Llorenç de Balàfia
Parroquia de
Sant Joan de Labritja.


Sobretodo en Ibiza laten los arquetipos y si conseguimos captar a la luz rasante sus efluvios se despierta el entendimiento, luz que el gran padre Sol modula sobre los pigmentos ideales supervivientes. La villa de 'Baalafi' que debió ser mucho antes de los recuerdos tiene la defensa de su amplitud visual, vertida al Mediodía calienta los fuertes muros de sus casas fortalezas, controladas por la veterana pagesía como defensores de algo que ellos mismos desconocen pero intuyen marcando territorio con los nuevos vecinos: son los ejércitos invisibles de Baal.

Balafi está sobre un camorro en declive y falda de los oteros traseros, sus alforjas cabalgan entre San Lorenzo y Na Pepeta, dos flancos extramuros de una muralla inexistente y puntos de convergencia humana con yantares y tertulias. Ca na Pepeta es cruce con la carretera de Morna y la de San Juan, da nombre al restaurante famoso situado do antaño estuviera una botiga tradicional con el estanco de la parroquia dispersa de San Lorenzo de Balafi. Al lado, Casa Juanito, Muson de sa Vila nos regala con un tradicional mesón, buen queso y mejor jamón, vino y churrasco a discreción; es mentidero del barrio, alternado de pageses y hipis reciclados, a veces puedes hasta fumarte un porro de pota cuyo 'exquisito' olor no son capaces de aguantarlo ni los canes carabineros que se vuelven locos y agilan con el rabo entre 'ses camas'.

Carretera atrás, hacia Ibiza, encontramos sa botiga de Jaume Petit, Can Petit de viejos y agradables recuerdos cuando vivía Toni Petit, sigue comoestafeta del barrio, tienda, butano y productos frescos de la tierra de Ibiza que con igual gentileta distribuye su sobrino y heredero Jaume. A poco más de cien metros el bar restaurante Es Pins sigue la vieja tradición, pan pagés hecho en casa, cocina ibicenca y trato entrañable, con una clientela fiel entre los que me cuento.

El centro de la parroquia cuenta con la tienda bar Casanova abasteciendo el centro y donde todos los domingos por la tarde noche se celebra un baile tradicional. También está el bar La Paloma con buena cocina italiana y ambiente de hipíes selectos.

Pasado el cruce de Es Pins San Lorenzo está el actual estanco, tienda y bar de la diversa clientela de sus alrededores.

Nada merma en el barrio y todo sigue fluyendo al amor de la costumbre, repeticiones variables marcadas en el reloj de una intensa historia interminable.

Ibiza sabe a hinojo y ginebra con mil olorosas variantes que entremezcladas activan los internos de sus amantes.


Mapa del Noreste de la isla.
Iglesia de San Lorenzo de Balafi.
Poblado de Balafi
Fuente de Balàfia.
Página principal
Sant Joan de Labritja


Restaurante Ca Na Pepeta
Restaurante La Paloma
Dirección San Juan. Cruce de Benirrás. A Santa Gertrudis A San Carlos y Es Figueral por el  cruce de Los Naranjos.
Cruce de San Carlos
Camino del Polvorín
Camino asfaltado a Santa Eulalia.
A San Lorenzo
Font de Balafi
Font de Pere Musón
Entrada a Balafi por detrás.
Can Muson de sa vila, Restaurante - Bar.